Vivimos en una cultura que trata de empequeñecer los errores… Seguro has escuchado algo así:

“No es un problema, es un reto”

“No lo hice mal, solo aprendí una manera en la que no se hace”

“Todo es cuestión de actitud”

“Cancelado, cancelado, cancelado”

😶🔫 Solo escuchar esto me hace querer vomitar.

Si eres emprendedor, céntrate en la realidad… En el mundo que tiene reglas y tú juegas con ellas y no te pide permiso ni tu opinión para funcionar como funciona.

No importa si tú crees que lo haces bien, el Mercado decide si tú servicio es valioso o no.

La realidad es que si lo haces mal, pierdes, lo que se traduce en que tu negocio cierra y tu familia está en SERIOS PROBLEMAS. (y no los puedes “cancelar” con una buena actitud)

Si sigues esa filosofía, olvídate de tener libertad financiera.

Por lo tanto cada cierto tiempo es tu responsabilidad poner atención en los resultados y responder algunas preguntas difíciles, que te llevarán a un mejor lugar en tu empresa.

Cómo hacer mi revisión:

measurement-tape-and-bar-graph_scaled

1. Al iniciar y terminar el día. 

Revisa antes de iniciar tu día si las actividades que vas a hacer se alinean a tu propósito. Lo que no esté alineado, haz lo necesario para delegarlo.

Si no tienes propósito no tienes oportunidad de éxito. De hecho es la segunda causa más común de fracaso, solo superada por los antecedentes hereditarios desfavorables, de acuerdo a Napoleón Hill en “Piense y Hágase Rico”

Al final del día revisa resultados.

Preguntas clave:

¿Qué sucedió?

¿Qué funcionó?

¿Qué NO funcionó?

¿Qué aprendí?

¿Cómo puedo mejorar en la siguiente situación parecida?

2. Al final de la semana

Toma un par de horas para revisar tu semana y diseñar la siguiente.

Toma tu agenda, tus notas y tus datos de la semana.

Asegúrate ser más efectivo la siguiente semana, y se real, no lo que tú piensas que es efectivo, sino lo que el resultado te muestra que está siendo mejor.

3. Al final del mes 

Toma medio día al final del mes para revisarlo.

Un mes es un monto importante de tiempo. No puedes dejar que solo pase, el dejar que las cosas solo sucedan y el tiempo solo pase delante de ti es grave, significa una pérdida masiva de tiempo, evítalo a toda costa.

4. Al final de un trimestre 

Estoy a favor de medir resultados trimestrales. Hay algo acerca de un plan de 90 días. Esta es la manera en la que yo lo hago, y no tiene que ser la tuya, pero considero que en ocasiones el resultado de una estrategia toma más de un mes para poder hacer cambios de medio curso, y hacerlos hasta final de año puede ser demasiado tiempo, sino lo crees ve lo que sucede con el peso de las personas durante noviembre y diciembre.

Toma un día entero, observa las áreas de tu vida y de tu negocio que necesitan atención, ve lo que hay que delegar, ¿Dónde tengo que estar más tiempo?, dónde menos? Que necesita más recursos, qué puedo escalar, que tengo que recortar? Etc.

5. Al final del año 

Mis primeros años como emprendedor fueron descontrolados, caóticos… No espera, siguen siendo así. 😂😂😂

Pero ahora tienen propósito. Tienen una razón de suceder. Como emprendedor piensa que tienes un año menos, ni un año más.

“Un año menos para ver cristalizada tu versión del mundo.”

Los emprendedores queremos ver el mundo de manera diferente, por eso compartimos nuestra visión de manera masiva.

Yo quiero un mundo saludable y próspero.

La pregunta es ¿qué hice durante los últimos 12 meses para construirlo?,no para filosofar. Los emprendedores de raza pura odian filosofar. Pensar acerca del cambio no cambia la realidad. Solo tomar acciones bien planificadas y bien ejecutadas construyen los imperios.

Toma una semana del año para hacer tu plan de juego, para crear el bosquejo de lo que será un año magistral.

La razón por la cual comparto esto contigo en abril y no en diciembre es porque el 98% de los seres humanos están fuera de rumbo, y esperar al 31 de diciembre para el “ahora sí, voy con todo” es una estupidez.

Hazlo ahora. Empieza la revisión y conquista tu montaña.

Recuerda estas palabras de mi mentor:

Jim-Rohn“De testimonios y de experiencia personal tenemos suficiente información para llegar a una conclusión: es posible diseñar y vivir una vida extraordinaria” – Jim Rohn

Deseo que recuerdes esta declaración, pero deseo aún más que compres la idea

Los amo. Gracias por compartir 🙂

LBV

Comments

comments

Written by Luis Belaunzaran